Ha llegado el momento de decir STOP, basta

por | septiembre 13, 2018

Ha llegado el momento de decir basta

No puede haber paz social, si no estamos dispuestos a luchar para defender nuestros derechos.

Corría el año 1982 cuando la General Motors se instaló en Zaragoza, atraída por una mano de obra de bajos salarios. Gracias a la lucha, no solo de los sindicatos, sino de todos los trabajador@s en defensa de sus derechos y su dignidad, esa situación fue cambiando y en los años 90 se lograron mejoras de salarios y de tiempo de trabajo. Entre todos conseguimos que trabajar en la Opel permitiera afrontar el futuro con optimismo. La participación trajo paz social, crecimiento y mejora en las condiciones de trabajo.

Ese equilibrio se rompió en 2002, cuando la empresa comenzó a suprimir derechos adquiridos. Aprovechándose de la debilidad del Comité llegaron al acuerdo de las jubilaciones con el contrato de relevo y la promesa de rejuvenecer la plantilla.

Así llegamos al año 2017, donde nos enteramos que GM nos iba a dejar tirados en manos de un depredador sin escrúpulos PSA, que junto a sus aliados: la Dirección de PSA-OPEL, Comité de empresa, UGT, CCOO y DGA, iban a destruir en un solo día, con un referéndum de dudosa valía, 30 años de esfuerzo. Mientras tanto, el resto de los sindicatos escondían la cabeza debajo de la tierra como los avestruces.

Hoy cientos de trabajador@s están deseando abandonar Opel. Los veteranos, quieren prejubilarse y escapar de aquí como sea; los que entraron a partir del año 2000 quieren buscarse un futuro fuera, viendo el panorama tan desalentador que se nos aproxima y los más jóvenes abandonan sus puestos para no regresar jamás, hartos de ser explotados o despedidos por BAJAS MÉDICAS, tras realizar jornadas laborales de seis días por menos de 1000 euros. Es muy significativo que en medio de esta crisis y con una alta tasa de paro, la gente rechace ofertas de trabajo en Opel.

Hoy en día la “JOYA DE LA CORONA” no es más que bisutería desgastada y maltratada que acabará en la basura si no despertamos los trabajador@s. No puede haber paz social si no estamos dispuestos a luchar.

Diferentes miembros del comité han salido en los medios de comunicación diciendo que lo principal es salvar el empleo y realizar toda la producción que PSA-OPEL nos pida. Piensan que en el futuro habrá ocasión de recuperar derechos.

A todos nos importa el empleo, claro que es muy importante, pero señor@s, no a cualquier precio. Ha llegado el momento de decir basta ¡NOS VAMOS A DEFENDER! ¡ES EL MOMENTO DE DECIDIR NUESTRO FUTURO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *